Pedir Cita y Consultar Pruebas e Informes

966 87 87 87

Rehabilitación Neurológica

Neural

Rehabilitación Neurológica
Contigo desde el principio

IMED Levante ofrece un servicio de rehabilitación neurológica especializado que atiende al paciente y su familia desde las primeras semanas.

Unidad Daño Cerebral Adquirido

La unidad de Daño Cerebral Adquirido de IMED Hospitales cuenta con especialistas en rehabilitación neurológica para atender de manera integral al paciente que acaba de sufrir una lesión cerebral desde las primeras semanas.

Visitar neural.es

¿Qué enfermedades pueden requerir rehabilitación neurológica?

El ictus, traumatismo cranoencefálico, anoxia cerebral y tumor cerebral son las principales causas por las cuales un cerebro queda lesionado, necesitando rehabilitación especializada para las alteraciones que se producen, que generalmente son: problemas en el habla y de movilidad, alteración del tono muscular, alteraciones de memoria y planificación, así como alteración de la conducta.

¿Por qué es importante iniciar la rehabilitación cuanto antes?

Cuando se sufre una lesión de este tipo, nuestro cerebro inicia un proceso de regeneración neurológica que tendrá su pico más elevado en los primeros meses, y que consiste en recuperar las funciones que se han visto alteradas.

Rehabilitación Neurológica

Servicios principales

  • Rehabilitación en fase de ingreso hospitalario.
  • Programa rehabilitación física y cognitiva.
  • Prescripción e implementación órtesis y productos de apoyo.
  • Tratamiento con toxina botulínica.
  • Orientación familiar.
  • Seguimiento integral del caso por médico rehabilitador.

Sin listas de espera – Solicita información sin compromiso.

El Método Neural

El Método Neural desarrolla programas multidisciplinares de rehabilitación neurológica para personas que han sufrido lesión cerebral, con el objetivo de recuperar sus capacidades físicas, cognitivas, funcionales y emocionales. Consideramos fundamental la participación activa de las familias en todo el proceso rehabilitador, por lo que la comunicación y el apoyo psicológico a las mismas son una constante a lo largo del tratamiento.

Fases


1. Valoración del paciente
Exhaustivo análisis del estado del paciente en el que recogemos de forma precisa toda la información necesaria para diseñar una intervención personalizada y eficaz.

2. Intervención
Nuestros médicos rehabilitadores y terapeutas determinarán el programa adecuado. Se definirá un objetivo realista, tanto en grado de recuperación como en tiempo de lograrla.

3. Reintegración activa
Acompañamos al paciente en la fase de reintegración a la vida cotidiana, una forma de consolidar los avances obtenidos y de constatar su recuperación.

Rehabilitación neuronal

Evaluación dinámica

Evaluamos periódicamente la progresión del paciente en relación al objetivo marcado. El programa de rehabilitación podrá variar en función de lo avances alcanzados en cada momento.

Unidad de adultos

Te podemos ayudar si:

  • Tienes movilidad limitada en alguna parte de tu cuerpo.
  • No eres capaz de hablar con fluidez.
  • Te cuesta entender una conversación.
  • Te atragantas con facilidad.
  • Eres incapaz de concentrarte como antes.
  • Tu forma de reaccionar o actuar es más inflexible o impulsiva

O si quieres:
Reencontrarte con tu entorno laboral, volver a estudiar, leer o manejar con soltura el ordenador, mejorar la convivencia con tu familia o tu entorno social, ganar independencia (aseo personal, desplazamientos,…), mejorar tu desempeño de las actividades cotidianas, aumentar tu autoestima.

Rehabilitación neuronal para adultos

Rehabilitación Neurológica Infantil

Unidad de niños

Podemos ayudar a tu hijo si tiene:

  • Poca empatía dificultando su interacción social.
  • Dificultad para autorregular su conducta.
  • Dificultadas para comunicarse (comunicación verbal y no-verbal).
  • Realiza movimientos estereotipados y repetitivos.
  • Dificultad de autorreconocmiento.
  • Capacidad de juego social alterado.
  • Presenta continuas conductas disruptivas, ansiedad, trastornos del sueño o selectividad alimentaria, sueño o impulsividad.
  • Dificultad para el aprendizaje.

O a tu bebé si presenta:
Prematuridad (menos de 38 semanas de gestación), retraso en el desarrollo global, rasgos físicos dismórficos, alteraciones músculo-esqueléticas, dificultad para mover los miembros superiores e inferiores, ausencia de reflejos primitivos, asimetrías posturales (cefálica y de miembros superiores e inferiores), alteración en el agarre de objetos y juguetes.